Seleccionar página

¡Hola! Gracias por volver a mi columna semanal, en ¡Automágico!

Esta semana quiero regalarte tres de mis hábitos personales de alto rendimiento para que maximices tu tiempo. Sé que todos estamos en modo alerta con el COVID-19, así que no te daré consejos para navegar esta situación, pues creo que ya debes tener suficientes. Pero estos hábitos te vendrán bien ahora que quizás tienes a todos en casa. #yomequedoencasa

Estos hábitos me han ayudando a terminar cada viernes mi semana laboral a eso de las 2:00 pm y con la sólida sensanción de haber sido muy efectiva. Espero te ayuden a ti también. Si los prácticas empezarás a hacer menos, y a SER más!

#1 Crea tu agenda minimalista. No es una agenda de familia, ni una agenda de trabajo. Es una agenda integral. Es simple, al punto y con el bienestar como norte. ¿Cómo se hace? Fácil. Toma tu agenda o calendario y trabaja una semana a la vez. Si aún no usas una agenda, pues te recomiendo al menos tomar un papel y dibujar siete casillas, una para cada día de la semana.

En cada casilla (día) anota no más de cinco cosas importantes e imprescindibles para hacer ese día. Ajusta tus compromisos personales y profesionales dentro de esas cinco cosas por día. Recuerda que eres una misma persona dentro de la oficina y fuera de ella. Esto es uno de los grandes errores al planificar nuestra lista de tareas. Creemos que sólo somos un rol a la vez. Con este hábito de la agenda minimalista aprenderás a decir NO, y abrirás espacios para lo que realmente importa para ti. Necesitas ver la semana entera y ubicar estratégicamente cada tarea que quieras completar.

#2 Crea una frase positiva para la semana. Sé creativa. Escribe tu mantra de la semana como la declaración de compromiso con tu bienestar. Esa frase debe sonar real y motivacional, y sobre todo personal. Eso es lo que quieres ser en la semana y todo estará enfocado en lograrlo. Leíste bien..SER no hacer; el hacer ya lo tienes en cada casilla.

Esta frase la puedes poner como título de tu alarma en tu celular. Así, cuando te despiertes, la frase estará allí lista para recordarte tu compromiso de ser tu mejor versión. Si no usas la alarma de tu celular, puedes poner un papelito con la frase escrita en un lugar que puedas ver al levantarte.

Y si quieres ir un poco más allá en efectividad, coloca diferentes alarmas durante el día con tu mantra. Esto es muy potente a la hora de crear nuevos hábitos. Generar emociones positivas constantemente hace que nuestro cerebro se active y enfoque más facilmente en nuestro objetivo.

#3 Medita al menos tres minutos diarios. Meditar nos ayuda a calmar el estrés y la ansiedad. Un cerebro tranquilo puede ser más creativo que uno lleno de pensamientos caóticos. Así que antes de abrir tu email, o de empezar tus tareas habituales, para, medita, y recarga tu cuerpo con energía de paz. Te impresionarás con lo productivo que puedes empezar a ser después de meditar.

Recuerda, el mindfulness es para el cotidiano.

Espero practiques alguno de estos tres hábitos de alto rendimiento. Y si lo haces, me encantaría saber como te fue. Escríbeme un mensaje directo por Instagram a @drgcircle.

Con cariño,

Dr. G