Seleccionar página

Muchas veces nuestro ego, otras veces nuestra pereza, y muchas otras nuestro piloto automático nos impiden cambiar. Vivimos simplemente repitiendo los días de manera muy poco original. ¡Nos aterroriza cambiar!

Déjame intentar desmitificar esta palabra (CAMBIO) y darte un truco para amarla. Te voy a explicar dos razones por la cual tiene sentido aceptar el cambio como una constante en nuestras vidas.  

Razón #1: Cambiar con consciencia plena amplia tu felicidad pues entiendes que “cambiar” es una decisión personal; no es el resultado de circunstancias externas. No hay ninguna circunstancia o persona fuera de ti que pueda crear tal estado de satisfacción. Al aceptar los cambios con una actitud consciente detendrás el modo reacción y crearás un nuevo modo: el modo felicidad.  

Mucha gente piensa que la felicidad significa estar siempre riendo. Déjame decirte lo que significa la felicidad para mí. La felicidad es vivir en una conexión consciente con mi abundancia y compartirla en todas partes. Una risa es una señal de tu abundancia, no la felicidad en sí misma. Cuando leo un libro nuevo y me siento conectado con su contenido, me siento feliz, y no me río … ¿me sigues? Estoy feliz porque ese contenido ahora es parte de mi abundancia y podré compartirlo con otros. Por cierto, te recomiendo que leas “El Universo te Respalda de Gabby Bernstein. Mensajes hermosos y poderosos allí. 

Razón # 2: Aceptar los cambios te ayuda a crecer continuamente a través de la exploración. ¿A qué me refiero con exploración? Con exploración quiero decir a aventurarnos a romper viejos hábitos y explorar nuevos para seguir avanzando (creciendo). Cuando comprendas el valor de agregar y eliminar hábitos, comenzarás a vivir con más entusiasmo, o como yo digo, empezarás a vivir en ¡Automágico! Puedes crear momentos mágicos todos los días, cada minuto, cada segundo. Pero necesitas explorar nuevas formas. Si sigues haciendo lo mismo, obtendrás lo mismo.

Espero estas dos razones sean suficientes para que inicies tu día abrazando los cambios que se te presenten con una mente abierta a las infinitas oportunidades detrás de el. 

Hasta la próxima,

Dr. G